Por muchas generaciones la terapia psicológica ha estado rodeada de estigmas y prejuicios que han llevado a la salud mental a ser un tema del que no todxs somos conscientes.

Todavía se puede escuchar a algunas personas decir que “lxs psicologxs son para gente que está loca” o que “lo emocional se cura con el tiempo” pero la realidad es que para muchas personas tomar terapia es uno de los pasos más importantes para su bienestar y estabilidad mental.

Rawpixel

Desafortunadamente en México no se inculca mucho la importancia de tener inteligencia emocional y reconocer los sentimientos. A muchos les cuesta pedir ayuda o a veces ni siquiera se dan cuenta que la necesitan. Sin embargo, pareciera que las nuevas generaciones han abierto el diálogo y han normalizado la salud mental un poco más de lo que se hacía antes. Ahora se habla de su importancia para reconocerse a si mismx y tener un mejor control de las emociones.

Incluso, en redes sociales circulan memes y publicaciones respecto a lo necesaria que es la salud mental para tener mejores relaciones con la gente que nos rodea y cómo en la actualidad las personas buscan relacionarse con quienes tengan cierta inteligencia emocional.

Lo cierto es que a veces muchos piensan que pueden sobrellevarlo todo o que pedir ayuda es “para débiles” pero no tiene nada de malo reconocer el dolor emocional que es igual de importante al dolor físico. Por ejemplo, cuando nos sentimos mal físicamente acudimos al doctor y generalmente nos recomiendan medicamentos o tratamientos para aliviar el dolor, lo mismo debería suceder con nuestras emociones.

La salud mental comienza a ser una prioridad no sólo cuando se experimentan sentimientos negativos como tristeza, enojo o culpa, o cuando se atraviesa por un duelo, para muchos la psicoterapia también es útil para prevenir enfermedades o trastornos mentales como la depresión, la ansiedad o trastornos de la alimentación, tratando de llevar las emociones de manera sana y aprendiendo a quererse ellos mismos.

Este estudio señala que en México, las cifras en cuanto a depresión son alarmantes, estimando que ocupa el cuarto lugar en complicaciones médicas y al menos 29.9% de los habitantes mayores a 12 años sufren depresión. Esto también es alarmante ya que desde 2016 las cifras de suicidios se han incrementado de manera peligrosa.

Es importante no autodiagnosticarse y siempre acudir con un especialista, no tomar antidepresivos sin antes ser prescritos por un terapeuta y sobre todo, derribar cada estereotipo que rodea la salud mental. Si no se tiene acceso a uno, especialistas recomiendan hablar con amigxs y familiares sobre las condiciones emocionales para recibir escucha y apoyo. Es importante recordar que no estás solx y buscar ayuda es importante y el primer paso para estar bien.