Todo parece indicar que 2022 será un año agridulce. Urbanitas seguirán en un proceso de adaptación y transmutación, buscando mantener cierta calidad de vida a toda costa, fusionándose cada vez más con la tecnología, fluctuando entre estados de euforia catártica para celebrar la vida y los golpes de realidad de un entorno en entropía.

Los últimos dos años han sido agotadores y estresantes para las personas, el proceso de adaptación a los cambios les está demandando mucha energía, el cansancio físico, mental y emocional es evidente.

Las circunstancias están generando quiebres en todos los niveles y comienza una activación de acciones conscientes que potencian la reestructuración de los sistemas; esa que se encuentra en lxs que atraviesan una ruptura de paradigmas, quienes están desaprendiendo, reaprendiendo y resignificando la vida con el derrocamiento sistemas ancestrales negativos para regenerar la cultura desde la sanación.

Como cada año, nuestro Trend Forecast busca dar visibilidad a algunas energías que han comenzado a tomar fuerza en el 2021 de manera local y que consideramos serán movimientos importantes para entender el 2022.

Cultural Mindset

En la primera categoría exploramos las energías que rigen el CULTURAL MINDSET, donde observamos movimientos que van desde el orgullo por la prietud y las reflexiones sobre el racismo de grupos históricamente discriminados; el cuestionamientos a los privilegios y actitudes colonialistas de las blanquitudes de nuestra sociedad; los nuevos diálogos sobre el status quo que normalizan lo que por años fueron temas tabú, hasta las visiones que buscan la construcción de masculinidades positivas.

Sociedad

La segunda categoría analiza la SOCIEDAD desde un punto de vista resiliente con el crecimiento de los movimientos que promueven el orden, la propiedad privada, los valores tradicionales y el nacionalismo resistiendo a los cambios del mundo actual, las conversaciones sobre las injusticias laborales y la exigencia de condiciones de trabajo dignas, las batallas del lenguaje buscan darle un lugar a todas las personas, permitiendo que cada quien, sea lo que quiera ser, hasta pensamientos anti capacitistas abren nuevas perspectivas de inclusión hacia las personas neurodivergentes y con discapacidad, amputaciones, malformaciones y trastornos genéticos.

Estilo de Vida

En la tercera categoría nos adentramos a un ESTILO DE VIDA de superviviencia y liberación. Pensamientos anti meritocráticos que intentan impulsar la inteligencia financiera con una combinación de perseverancia y el aprovechamiento de las reglas de la economía, así como las nuevas maneras de hacer dinero en un mundo hipertecnologizado trabajando desde el celular, generando por jugar y hasta vender fotografías de partes del cuerpo. Pero también el escape a actividades de evasión extrema como el gaming, el consumo mediático o la experimentación de trances a ‘realidades deseadas’ entre los más jóvenes; así como la exploración de posibilidades presentes en el entorno para encontrar nuevas fuentes de placer y energía sexual,

Consumo

En la última categoría de nuestro analizamos el CONSUMO en tiempos de reestructuración social. Desde la visión de la salud como un privilegio que responde a estereotipos y opresiones históricas; la inmensa oferta de prácticas espirituales, gente que quiere vibrar alto, proteger su energía y salir de la matrix; hasta la desmaterialización parcial de una vida en la que se busca dar un justo equilibrio a los placeres simples, las experiencias y la conexión con las personas pero con comodidad.

Para conocer el detalle de cada una de las energías y ejemplos de sus manifestaciones Descarga nuestro Trend Forecast 2022 aquí.