La música acompaña al ser humano desde el inicio de los tiempos, convirtiéndose en una de las máximas expresiones culturales. Los géneros se adaptan y evolucionan con nosotros. Hoy en día consumimos música de maneras nunca antes vistas; la industria del streaming ha tomado el control absoluto y nos brinda la posibilidad de explorar un sinfín de propuestas, desde sonidos underground de todo el mundo hasta éxitos comerciales que recaudan fortunas.

En este entorno de creatividad expansiva, géneros que surgieron en el pasado se re inventan para el público actual, como es el caso del Neo Soul, un estilo que retoma rasgos de R&B y Soul clásico – que literalmente significa “alma” –. De inmediato brotan nombres como Aretha Franklin, Stevie Wonder, Diana Ross, Chaka Khan y Marvin Gaye, entre muchos otros.

El Soul contiene la devoción religiosa del Gospel y se desenvuelve en un contexto musical popular. Definido como un género de origen Afro Americano que surgió en los 50s y 60s, se popularizó a través de disqueras como Motown y Atlantic. De acuerdo con el Rock and Roll Hall of Fame, “el Soul es música que emergió de la experiencia negra en América, a través de la transmutación del Gospel y el Rhythm & Blues en una forma de testificación secular”.

La importancia del Soul en la cultura de Norteamericana y mundial es notable; por lo que resulta lógico que continúe influenciando artistas y compositores de distintas nacionalidades. Durante los años ochenta y noventa se comenzó a utilizar el término Neo Soul para describir nuevas tendencias que integraron la influencia del Soul y generaron un revival.  El Neo Soul innova: introduce un carácter sensual y minimalista sin dejar de rendir homenaje a la época de oro del Soul original.

La experimentación explotó y el Neo Soul adquirió un carácter alternativo, evidente en artistas como Erykah Badu, Raphael Saadiq y Amy Winehouse. Actualmente sobresalen talentos como Lianne La Havas, Janelle Monáe y Jessie Ware, o nombres tan grandes como Beyoncé y Adele.

América Latina y México se han vuelto relevantes en la explosión del Neo Soul: múltiples cantantes y compositoras exploran actualmente el género, abriéndose paso en el entorno musical contemporáneo y aportando lírica en habla hispana, lo cual es un fenómeno reciente.

La corriente Neo Soul, distintiva por un sonido menos convencional que incorpora letras emocionales y elementos de jazz, hip hop, música africana y electrónica, es también atractiva gracias a la predominante presencia femenina; actualmente es una de las tendencias más prometedoras a nivel nacional e internacional.

En México sobresale inmediatamente Girl Ultra, considerada por algunos el emblema del Neo Soul mexicano. Sus temas “Morena Mía”, “DameLove” y “Ruleta” son una excelente introducción a su voz aterciopelada. Por otro lado, la regiomontana Fer Casillas se ha posicionado como un talento promisorio en el Neo Soul nacional, el tema “Como el Aire” es un excelente ejemplo de porqué su sonido ha conquistado a muchos.

Originaria de la Ciudad de México, Nicole Horts suena fuerte en la canción “Sola”, que también hace honor a los rasgos esenciales del sonido Neo Soul y entrega una cautivante letra de independencia femenina. También vale la pena escuchar a Noa Sainz, joven coahuilense que ha llamado la atención con “F.Y.T.” una rola suave cuyo video de aires nostálgicos muestra a la cantante recorriendo las calles del Centro de la Ciudad de México.

Recientemente, la compositora independiente Itzel Noyz, mejor conocida como Naerlot, sacó a la luz su proyecto homónimo con el sencillo “Lunares” un tema original que captura al escucha con sonido sofisticado, la bellísima voz de Itzel y la letra poética.

Otras artistas latinoamericanas que están pisando fuerte en el Neo Soul son la venezolana Maye, la colombiana Nina Rodríguez, y las argentinas Cvmille y Chita, por mencionar algunas.

Sin duda es un sonido que tiene mucho que dar y está proliferando en el mundo hispanohablante, un mercado que cada vez agarra más fuerza en la escena internacional. Por supuesto, es importante apoyar al talento nacional, particularmente el femenino, que de por sí enfrenta adversidades en un entorno donde aún abundan las dinámicas machistas.

¿Te cautivaron estas propuestas musicales?