Él, Ella, Elle. Guía de pronombres personales e identidades de género.

Dentro del lenguaje inclusivo, se ha incorporado una nueva forma para referirse a las personas no binaries o con identidades de género diversas: elle(s) y pronombres neutros.

Esta es una guía de pronombres personales, cómo utilizarlos correctamente y cómo entender mejor esta transformación cultural que ha tomado mucha fuerza, y que pareciera, llegó para quedarse por un tiempo.

Guía de pronombres

Los pronombres son palabras que las personas utilizan para referirse a lxs demás sin utilizar su nombre propio. Seguramente has visto que existen personas que en sus biografías de redes sociales y otras plataformas, ponen los pronombres con los que les gusta ser llamadxs. Estos hacen referencia a su identidad de género.

Él/He/Him = Se usa para referirse a las personas que se identifican como hombres, en español “él” y en inglés “he/him”. Ej: Él compra su comida en la tienda.

Ella/She/Her = Se utiliza para referirse a las personas que se identifican como mujeres, en español “ella” y en inglés “she/her”. Ej: Ella tiene un carro bonito.

Elle/They/Them = Estos pronombres neutros son utilizados para referirse a personas no binaries, género fluido, agénero, personas trans o quienes así lo deseen, que no se identifican con los dos géneros binarios (hombre o mujer), en español “elles” y en inglés “they/them”. Ej: Elle vive en una casa grande.

¿Por qué ampliar el lenguaje?

Esto es importante sobre todo a personas dentro del espectro no binarie, que buscan ser representades más allá de la cis-heteronormatividad. Al no identificarse con ninguno de los dos géneros o con el género que se les asignó al nacer, elles prefieren buscar un lenguaje que les represente y con el cual puedan sentirse comodes. “Elle/Elles” no está relacionado con ningún género en particular, sino que es neutro.

Las personas cis (que sí se identifican con su género asignado al nacer), también pueden contribuir a la visibilización de los pronombres en redes sociales y la vida cotidiana para poder quitar estigmas y normalizar su uso. Además, en personas cis esto ayuda a especificar ser un aliadx para la comunidad LGBT+ y reconocer que su perfil es un espacio seguro para elles.

Aunque para muchas personas resulte algo insignificante, el lenguaje influye e importa y es necesario amplificarlo para que las personas diversas tengan la comodidad de decir quiénes son, lo que necesitan, cómo quieren que les llamen y es fundamental respetarlo.

Foto: Zackary Drucker as part of Broadly’s Gender Spectrum Collection. Credit: The Gender Spectrum Collection.

Y tú, ¿Cómo quieres que te llamen?

Una forma indispensable para visibilizar y normalizar el uso de pronombres es siempre preguntarle a la persona a la que te vas a referir “¿Cuáles son tus pronombres?” o “¿Cómo quieres que te llame?”

Esto es necesario para no asumir el género de lxs demás y mostrar respeto con sus identidades. A nadie le gusta que le llamen por el nombre equivocado, lo mismo sucede con los pronombres.

Instagram: m4tuzalen

En muchos casos, hay quienes se niegan a estos cambios y reclaman el cambio del lenguaje y el uso de nuevos pronombres. Hoy en día todavía existe mucha discriminación y rechazo a la diversidad de identidades y rechazar sus pronombres es una forma de violencia y de invalidar la existencia de las personas diversas.

Aquí algunos tips de cajón para entender mejor los pronombres y ser un buen aliadx:

  • No asumir el género de nadie, ni por cómo se ve, cómo se viste o cuál es su expresión de género.
  • Siempre utiliza el nombre y pronombre con el que esa persona sienta comodidad, sobre todo si te lo pidió directamente.
  • No preguntes ni lo llames por su nombre o pronombre antiguo.
  • Si no tienes la certeza de qué pronombres utilizar con esa persona, pregúntale de manera gentil y respetuosa.
Instagram: Todes Nosotres

Respeto a las identidades diversas.

Puede que sea difícil de entender pero entre más informadxs estemos, mejor. En este caso, es cuestión de empatía y respeto. Si una persona te pide que le llames de cierta manera, sería irrespetuoso no hacerlo. Negar las identidades y existencias de otras personas también es una forma de violencia.

Como en el lenguaje incluyente, si tú no te sientes cómodx especificando tus pronombres o tienes el privilegio de no tener que especificarlos, está bien. Lo que no es válido es discriminar e invalidar a quienes se sienten identificadxs y quieren ser llamadxs con otros pronombres.

No cuesta nada tener empatía, escuchar y aprender. Esa es la clave para encontrar adaptarnos a nuevas formas de crecer como sociedad.

VICE