Texto Inspirado y en colaboración con SustainLuum

A lo largo de la historia de la humanidad se ha ejercido la práctica de extraer recursos naturales mediante la agricultura, pesca, caza, minería, etc. Procesar los recursos, usarlos y desecharlos.

Si bien es cierto que a partir de este modelo económico el crecimiento es muy rápido como en el caso de China e India recientemente, no se ha prestado atención significativa a los problemas que acarrea este sistema de producción.

Hombre Vestido Con Sombrero Azul Rociar Flores Amarillas En El Campo
Pexels

Desventajas de la economía lineal tradicional

Recientemente, múltiples compañías se han percatado de los problemas a los que se enfrentan al seguir un modelo lineal, entre estos, el riesgo de estar sujetos a la disponibilidad y precio de los recursos materiales usados para sus procesos, tal es el caso de los combustibles fósiles o los metales preciosos.

En este contexto, el problema de la disponibilidad de recursos solo puede agudizarse mas, al tener en cuenta que la población continua creciendo cada y se estiman cifras muy altas en el futuro.

De igual manera, la intensa y rápida extracción de recursos naturales, ha propiciado e intensificado los impactos negativos al ambiente como la contaminación del aire, suelo y agua, acidificación en ecosistemas marinos, pérdida de la biodiversidad, mala gestión de residuos e incluso ha favorecido el cambio climático, las cuales son razones de gran peso para impulsar un cambio sistemático en la forma en la que son producidos y consumidos los bienes (European Environment Agency, 2016).

Basura En Cuerpo De Agua
Pexels

¿Qué es la economía circular?

Debido a los riesgos que acarrea la economía lineal surge como respuesta un modelo económico circular que representa la transición hacia un futuro más sustentable.

La economía circular es un método donde todos los procesos de producción son importantes y van de la mano, haciendo un círculo donde tanto el planeta como la economía y sociedad se benefician.

En primer lugar está el ahorro de materiales y producción, es decir, en lugar de producir mucho, producir mejor y de manera consciente para no desperdiciar residuos.

Si se aprovechan los materiales que ya se tienen, la explotación de recursos naturales se minimiza y no se malgasta contaminando ni se pierde valor económico. Así como menos material que trasladar y exportar en barcos o aviones también generan menos costos y menos contaminación.

Velero En El Mar Durante El Día
Pexels

En la economía circular los productos están pensados para ser reciclados, por lo tanto la producción se minimiza y los deshechos se reutilizan. Lo cual significa que el precio final del producto bajaría y se convierte en un beneficio para la economía.

El consumidor también es responsable de generar un cambio, pues cuando adquiere el producto debe sacar provecho al máximo con actualizaciones o mejoras (en un celular por ejemplo). En la economía circular no se trata de tener siempre lo mejor y más nuevo, sino que sea funcional y reduzca daños ambientales.

Y finalmente, el último paso se refiere al reciclaje de los productos, pues si desde el principio se pensará en un producto para reciclar se podría generar un cambio. Encontrarle buena vida a los objetos y servicios es vital en la economía circular.

El objetivo que busca este modelo económico es crear un sistema económico resiliente al usar un diseño optimizado de los materiales y productos. De esta manera, se evita que siga existiendo una explotación de recursos, pero también impulsa el desarrollo económico e implementación de modelos de negocio que permiten optimizar inversiones y reducir el impacto ambiental de los procesos de una empresa.

Fotos de stock gratuitas de activista, adolescente, alegre
Pexels

Beneficios

Uno de los objetivos de una economía circular es la regeneración, no solo del medio ambiente, sino también de las comunidades donde se desarrollan los proyectos. Es por lo que los proyectos deben desarrollarse tomando en consideración no solo en prevenir y reducir el impacto ambiental de nuestras acciones, sino en retribuir al ambiente y a las comunidades de forma que el capital natural y social sea regenerado.

La economía circular es una efectiva alternativa para el crecimiento económico puesto que no solo ofrece oportunidades de crecimiento, sino que este crecimiento lo mantiene estable. La creación y puesta en marcha de nuevos modelos de negocio, así como el impulso a industrias circulares puede detonar empleo y crecimiento económico.

Pexels

En sectores como las energías renovables, reciclaje, adaptación y mitigación al cambio climático, entre otros, se pueden crear trabajos de alta y mediana especialización que estén bien remunerados, lo cual es esencial en economías emergentes para detonar crecimiento y mejoras en la calidad de vida.

La economía circular brinda las oportunidades para vencer a las problemáticas concernientes al diseño no sustentable de productos, al promover la durabilidad y promover la transición de la oferta de productos a una oferta de servicios, lo que genera empleo, desarrollo económico, fidelidad de los consumidores y un modelo de negocio sustentable.

Persona Que Usa Carretilla Elevadora
Pexels

Este modelo económico brinda la posibilidad a los tomadores de decisión, mediante actividades integradas en sus procesos, de incluir laboralmente a personas en situación de vulnerabilidad social, reducir el uso de materiales tóxicos y generar alternativas sostenibles que impliquen una mejora del bienestar.

La economía circular, más que ser el futuro es un presente necesario que traerá beneficios para el planeta y sus habitantes.