Perfumes mexicanos. Los sofisticados aromas de nuestra tierra

Industrias que rescatan nuestra esencia

El uso de perfumes y fragancias data, literalmente, de hace miles de años. Existen registros de su utilización en incontables culturas, algunas tan antiguas como Egipto y Mesopotamia, y por supuesto, en civilizaciones prehispánicas.

Hoy en día la perfumería es una industria millonaria. Muchos consideran que las mezclas aromáticas que contienen los perfumes acentúan la personalidad y  otorgan carácter y originalidad. Elegir un aroma es sin duda una experiencia personal, a lo largo de nuestras vidas vamos refinando nuestros sentidos y encontramos los aromas que más nos atraen y deleitan.

Los rasgos culturales de los mexicanos son complejos y coloridos, por lo que muchos buscamos distintas formas de presentarnos ante el mundo y rendirle homenaje a nuestra identidad. Por eso, nuestro país no se ha quedado atrás en la creación de fragancias únicas que hablan de su historia y cultura, capturando la esencia de distintas regiones, biodiversidad y estilos de vida.

En la actualidad existen marcas mexicanas de fragancias que ofrecen propuestas innovadoras y son creadas con delicadeza y dedicación. Algunas de ellas son:

Xinú: significa nariz en Otomí y se define como una marca de alta perfumería. Sus creaciones están inspiradas en la botánica del continente americano y se realizan con maestría artesanal. Los exóticos y sofisticados perfumes Xinú tienen a las plantas como protagonistas e integran notas de agave, cedro, copal, azahar y vainilla en sus exquisitas combinaciones.

Coqui Coqui: La esencia detrás de esta casa y sus trece fragancias está en Yucatán y la Polinesia. Parte de un proyecto de estilo de vida, es una línea de perfumería creada por Nicolás Malleville que se define como “una colección de aromas atmosféricos que animan a una vida más simple y relajada, a donde sea que la imaginación nos lleve.”

Sandovalis: Creado por Miguel Sandovalis, es un proyecto de perfumería independiente además de una increíble propuesta que re valora los aromas de la península de Yucatán y captura su esencia autóctona. Es una marca que apoya la práctica el comercio justo y promueve el rescate de la etnobotánica maya y los oficios casi extintos de Yucatán.

¿Conoces más propuestas de perfumería mexicana? No dudes en hacérnoslo saber.