Estamos bajo la explosión de una nueva revolución sexual que había sido pausada tras la llegada del VIH el siglo pasado. El derrocamiento de tabúes entre Millennials y Centennials es inocultable.

En este texto, abordamos la manera en que la sexualidad se vive en la actualidad, sin tabúes y con muchas nuevas prácticas. Esta energía es parte de nuestro Trend Forecast 2022.

Unsplash

Nuevos placeres, nuevas prácticas

La potente energía sexual que rodea el ambiente está promoviendo la exploración de todas las posibilidades presentes en el entorno para encontrar nuevas fuentes de placer. 

Desde el nombramiento de gustos y prácticas, hasta las relaciones abiertas y el intercambio de parejas, las #Plurisexualidades en el spotlight como la bisexualidad, #Polisexualidad, #Omnisexualidad y #Pansexualidad; las penetraciones mujer-hombre, los tríos, #UnicorniosSexuales y orgías están siendo parte de la exploración en un mundo donde las divisiones de género se desdibujan para privilegiar la conexión física y/o emocional.

Discursos libres en redes sociales

Las redes sociales han sido una parte fundamental para que la sexualidad pueda verse y compartirse como un espectro muy amplio sin tabúes ni estigmas. Empezar a ver nuevas alternativas y prácticas que no satanicen el sexo.

En TikTok e Instagram, podemos ver una gran cantidad de información que tienen el objetivo de informar a la gente y tal vez, hacerles ver nuevos panoramas.

Disfrute sin culpas

La satanización de la sexualidad lleva años existiendo, sin embargo, al tener estos temas más al alcance, se logra ver como una parte fundamental de la vida, sin culpas ni vergüenza.

Muchos de estos contenidos se enfocan en dejar atrás las ideas que puedan reprimir el disfrute sexual de las personas. Abrir la mente y visualizar lo que nos gusta de manera individual o con pareja/parejas es fundamental.

Unsplash

Estamos en una era de libre realización e hipersexualización en su máxima expresión que funge como una gran fuente de inspiración en la realización de contenidos, pero también un gran reto para la representación y la educación con responsabilidad.