Cuando hablamos de marihuana pueden existir opiniones divididas. Hay quienes argumentan que su legalización es esperada y beneficiosa en muchos sentidos, otros están completamente en contra. Lo cierto es que legal o no, su consumo ha ido en aumento y se ha normalizado bastante, desmantelando muchos estigmas que conforman al cannabis.

En la actualidad, consumir ya no es tan mal visto como en generaciones anteriores, incluso los códigos culturales asociados a su consumo se ha transformado para promover la aceptación. Esto podemos verlo reflejado en la adaptación que ha tenido la marihuana en productos comestibles, la moda y diversas expresiones de la cultura pop.

Unsplash

Lo que dicen las cifras

Aunque esta droga sigue siendo ilegal en nuestro país, en 2017 se aprobó la prescripción médica de algunos derivados del cannabis, esto quiere decir que en México está permitido el uso medicinal de la marihuana, más no regulado, por lo que la única actividad legal es poseer un máximo de 5 gramos.

Sin embargo, es bien sabido que la marihuana es la droga ilegal más consumida en México. Según datos oficiales, un 8.6% de los adultos entre los 18 y los 65 años de edad, aseguran haberla probado por lo menos una vez. Estas cifras se triplicaron en los últimos diez años y cada vez es más notorio.

Pexels

Diferentes formas de consumir

Ahora la marihuana no es sólo una sustancia que se fuma, pues se ha adaptado a la comida, bebidas e incluso dulces pero ¿cómo sucede esto?

Primero debemos entender el rol del THC, que es el cannabinoide que te hace sentir “pachecx”. Al fumar la hierba, el THC llega a la sangre a través de los pulmones, mientras que al comerla es a través del estómago, después por el hígado donde se metaboliza para así llegar al cerebro con mayor durabilidad, por eso lo que comerlo o beberlo puede tener mayor efecto.

Muchos de los productos que pueden ingerirse están hechos con aceites que contienen propiedades cannábicas y que al mezclarse con otros ingredientes se transforman en un producto comestible. En México esta fórmula podemos encontrarla en galletas, brownies, pasteles, té, leche, dulces, tamales y hasta menús completos con diferentes tiempos, toda una experiencia.

Unsplash

La marihuana en la cultura pop

El consumo del cannabis en la actualidad es un tema del que se habla con más facilidad y sin tantos prejuicios . Ahora incluso hay contenido como series y películas que tocan estos temas sin tabúes tales como Disjointed (Netflix) Weeds (Amazon Prime Video) o Kid Cannabis (HBO).

La apertura de los artistas hacia esta droga es mucho más transparente. Figuras como Snoop Dogg, Rihanna, Lady Gaga, Miley Cyrus y Madonna, han declarado abiertamente su gusto por el cannabis e incluso se les ha visto públicamente consumiendo. Muchas canciones han sido inspiradas a lo largo de la historia como Sweet Leaf de Black Sabbath, Rainy Day Women #12 & 35 de Bob Dylan o Cannabis de Ska-P.

De hecho, muchos de los contenidos en las letras de las canciones del reggaetón comercial, la banda y el pop, están plagadas de narrativas donde se hace alusión al consumo.

Netflix

Moda y Decoración Cannábica

El uso de ropa y decoración inspirados en la marihuana no es algo nuevo, esto gracias a que muchos productos son fabricados a través del cáñamo que son las fibras que se obtienen del cannabis. Las prendas temáticas aparecen cada vez con más fuerza en pasarelas y portadas por modelos y celebridades. 

Fashion Magazine

Otra tendencia que ha tenido mucha fuerza es la decoración de interiores con temática cannábica, en su mayoría producidos de manera artesanal pero que llevan el activismo por la legalización de la marihuana a otras industrias. 

IG: lasantamaria.mx

En el consumo de la marihuana no todo es miel sobre hojuelas, pues en nuestro país el rango de edad en el que una persona empieza a consumirla es entre los 12 y los 17 años, lo que ha provocado que se incremente el consumo en adolescentes desde hace algunos años.

Para muchas personas aún son borrosas las ventajas y desventajas de su legalización, pero mientras eso no suceda, es importante tener un buen conocimiento sobre los efectos de esta droga y consumirla responsablemente.