La sexualidad dejó de ser un tema tabú hace mucho tiempo. Ahora las nuevas generaciones intentan explorar y tener una mente más abierta que amplique las vivencias de la sexualidad. Este texto es una guía o glosario de las nuevas prácticas sexuales que debes conocer.

La diversificación del placer

Se habla del sexo no solo como una forma de reproducirse, sino como un medio de placer al que todxs tenemos derecho. No solo el placer y el sexo heterosexual, sino el sexo en todas las personas.

Además, de que las visiones de la sexualidad empiezan a tener una gama más amplia y no solo desde la penetración, sino que se visibilizan un montón de prácticas para explorar el placer y dejar de asumir que el sexo solamente se disfruta si hay un falo de por medio.

Unsplash

Nuevas prácticas

  • Sexting es un término que se refiere al envío de mensajes sexuales, eróticos o pornográficos, por medio de teléfonos móviles. Básicamente coger por mensaje o chat.
  • BDSM es un grupo de prácticas eróticas libremente consensuadas que involucran el dolor y la sumisión. Sus iniciales se refieren al bondage, disciplina, dominación, sumisión, sadismo y masoquismo.
  • Shibari es una práctica que implica atar a una persona siguiendo ciertos principios técnicos y estéticos, y empleando cuerdas generalmente de fibras naturales. Se considera la técnica de la atadura segura, sensual, dramática y erótica que ya hasta está siendo elevada a una forma de arte en Japón.
  • Fisting es una práctica sexual ruda, la cual consiste en la introducción parcial o total de la mano o puño, ya sea en la cavidad anal o vaginal.
Unsplash
  • Petting son las relaciones sexuales consistentes fundamentalmente en caricias íntimas, sin ningún tipo de penetración, ni vaginal ni anal, y consensuadas. Viene del anglicismo petting,​ procedente del verbo to pet, que tiene un significado mucho más amplio que el sexual y alude al hecho de acariciar, besar, roces con ropa interior, etc.
  • Frottage:  es el acto de frotar cualquier parte del cuerpo, incluyendo las nalgas, los senos, el abdomen, los muslos, los pies, las manos, las piernas y los órganos sexuales contra la pareja, ya sea desnudo o vestido, pero sin penetración. Esta práctica es recurrente en relaciones no heteronormadas.
  • Pegging se refiere a la práctica sexual en la que una mujer penetra analmente a un hombre empleando una prótesis que usualmente va sujeta en el pubis por medio de un arnés de cintura. Esta práctica también puede implicar la estimulación de los genitales masculinos.
  • Pompoir es la técnica milenaria oriental, derivada del tantra, que consiste en la contracción y relajación de los músculos pubocoxígeos y busca como resultado el placer sexual femenino. Para ejercitar la técnica, se usan bolas chinas, pequeñas bolas conectadas entre sí.
  • Karmamudra o  yoga sexual, es una práctica sagrada del budismo tántrico basada en el concepto de las relaciones sexuales como forma de avanzar hacia el nirvana. Hoy en día se ha popularizado gracias al yoga y el tantrismo moderno.

El ascenso de productos sexuales

Explorar también trata de lo tangible y las herramientas que puedan ayudar a incrementar el placer. Lubricantes con conceptos poco comúnes como sustancias como el CBD para incrementar los sentidos, condones con sabores inimaginables y hasta juguetes sexuales que van más allá de la realidad.

En la actualidad, se profesa que el sexo no solo se trata de “meter y sacar” sino de descubrir y experimentar con herramientas, zonas erógenas y métodos que puedan ser un camino lleno de sorpresas.

¿Te animarías a probar alguno?

Pexels