Desmachificación. El comienzo de una masculinidad positiva

Las transformaciones sociales han creado nuevos panoramas de las masculinidades. Ya no se habla únicamente de una transformación en los hombres, sino ampliar la gama y el espectro con la que se construye la masculinidad. En esta nota repasamos las necesidades actuales de los hombres y los cambios en el mindset masculino.

Masculinidades positivas

Entre los movimientos más significativos está el que busca reconstruir las masculinidades hacia un lado más positivo, que pueda beneficiar su bienestar personal y social, como desaprender pensamientos y acciones sexistas, racistas, clasistas, LGBT+fobicas y violentas.

Todas estas, como parte de acciones y pensamientos dañinos que se les inculca a muchos hombres desde pequeños, para que a lo largo de su vida demuestren “hombría” o “masculinidad”, creando estereotipos que afectan su vida en diferentes esferas.

En la actualidad, muchos hombres están conscientes de que es necesesario quitar estigmas y expectativas, que el espectro de las masculinidades puede expandirse y ser explorado sin roles que sometan a una sola vivencia.

Unsplash

Hombrescientes

Los hombres que buscan de forma plena y consciente, alejarse de los constructos sociales y contraponerse a la masculinidad hegemónica patriarcal, comienzan a tomar espacios y a cuestionar las formas de vida con las que han crecido y se han desenvuelto por años.

En nuestro estudio Coordenada Hombre hemos podido ver como cada vez hay más hombres desafiando los pactos patriarcales, cuestionando las conductas machistas e intentando hacer una introspección para evitar tratar de cumplir expectativas inalcanzables, ya que “Históricamente, han tenido que luchar por demostrar que no son 3 cosas: No ser niños, no ser mujeres, no ser homosexuales.”

Los hombres comienzan a cambiar este papel como pueden y desde su trinchera. Generando diálogos, cuestionando su rol en la sociedad y hasta la forma de vestir o expresarse sin seguir un estándar. Aceptando sus cuerpos, normalizando sus sentimientos y hasta formando redes de apoyo entre amigos o colegas sin miedo a que los juzguen o señalen.

Unsplash

La importancia de la salud masculina

Esto indirecta o directamente se relaciona también con la salud mental, sexual y física de los hombres. Los estigmas son tantos, que a muchos les enseñan desde niños a no pedir ayuda profesional, pues eso los hace débiles o poco hombres.

Por ejemplo, se comienza a cuestionar si las expectativas sociales de hombría afecta la salud física y sexual, ya que entre más parejas sexuales tengan, “más hombres son”, e incluso la amenaza a la seguridad masculina que representan métodos de reproducción como el uso del condón y la vasectomía.

También la concientización e información sobre la responsabilidad que tienen sobre sus cuerpos es limitada y no se enseña frecuentemente. Una encuesta realizada por Cleveland Clinic demostró lo común que es para los hombres evitar ir al médico: solo la mitad de los 1,174 hombres adultos encuestados dijeron que se someten a chequeos con regularidad. Además, el 72% declararon que preferirían buscar remedios alternativos que ir a una consulta médica.

Unsplash

Los contenidos por y para hombres

Los contenidos por y para hombres que puedan diversificar las experiencias, se hacen presentes hoy en día para llevar el mensaje y amplificarlo. En redes sociales como TikTok, Instagram y hasta podcasts, la lucha por la desmachificación se vuelve cada vez más evidente.

Aunque siempre habrá quienes se opongan a este movimiento, no cabe duda que estamos en una era donde dejar los estereotipos y emancipar las masculinidades ya no solo es una propuesta, sino una necesidad en la sociedad actual.