El internet es una herramienta que en las últimas décadas ha dado acceso a todo tipo de información. En la web puedes encontrar lo que sea: desde recetas hasta noticias en tiempo real de lo que sucede en el mundo. Gracias al internet, democratizar la información y hacerla más digerible ahora es posible. Te contamos de algunas tendencias en México como la comedia activista que hacen más sencillo mantenerse informadx y ser más consciente de lo que sucede en nuestra sociedad.

Los animales como recurso informativo

Una de las formas más creativas y que parecen más gustarle a la gente son las cuentas que comparten información intervenidas con sus animales favoritos. Esas en donde perritos y gatitos explican algún problema social en formato de meme o ilustración.

IG: Gatitos contra la desigualdad

Compartir datos de manera dinámica para democratizar la información y que sea accesible para todas las personas se ha vuelto una tendencia en internet que crece cada vez más gracias a redes como Instagram y Twitter para dejar a un lado los términos académicos y elaborados, pero además que la meritocracia deje de ser una razón para no tener acceso a noticias y movimientos sociales.

Esta nueva forma de transmitir información es una manera divertida y atractiva que las nuevas generaciones han optado por crear y consumir. Cuentas como Gatitos contra la desigualdad o Perrito feminista abordan temas y datos de relevancia social con la ternura de los animales.

IG: perrito feminista

Burla a la desigualdad

Los memes son parte protagónica de la vida en Internet, de hecho trascienden al mundo real y se han convertido en una gran huella que define a Millennials y Centennials. Sin embargo, hoy más allá del humor y sucesos cotidianos, se han convertido en un medio de información para sacar a la luz problemas en nuestro país que siguen vigentes, por ejemplo el racismo, el clasismo y cómo las personas siguen estando sujetas a muchas opresiones sistémicas.

Twitter: Cosas de whitexicans

Hay cuentas en redes sociales que se dedican a informar a la sociedad sobre este tipo de opresiones en formato de burla para mostrar una desafortunada realidad. En estas incluso, los mismos usuarios son quienes denuncian algún tipo de injusticia y se convierte en un análisis colectivo.

Este tipo de contenido permite que las personas identifiquen qué plataformas, marcas, influencers o personas en la vida real siguen teniendo acciones y discursos mal intencionados.

Instagram: The Whitexicans

Denunciar desde la ironía

Algunas cuentas en redes sociales también se dedican a combatir la desinformación, fake news y hasta las estafas que se pueden dar a través de internet. Como la cuenta Whattefffake que fue la primera en recopilar información sobre algunos influencers que vendieron su voto a un partido político.

Estas cuentas más allá de “cancelar” o incitar a dejar de seguir a ciertas personas, se encargan de denunciar como la publicidad y el marketing de influencers muchas veces no es genuino y puede incluso hacer caer en estafas a las personas.

Instagram: Whatthefffake

La ironía y sarcasmo mezclado con pruebas o screenshots se han convertido en una discusión sobre la atención mediática que se le da a ciertas figuras y como al no tener fuentes confiables, la desinformación puede propagarse. Las cuentas que verifican fuentes y/o desacreditan las noticias falsas cada vez son más comunes.

En supercívicosmx utilizan la comedia para denunciar problemas sociales y políticos en México con una mezcla entre humor y activismo.

supercívicosmx

La cuenta ciberedecanes en Instagram se dedica a recopilar algunas pruebas de influencers que no recomiendan marcas o productos de manera genuina, sino que lo publicitan aunque esto pueda ser perjudicial para la sociedad.

IG: ciberedecanes

Definitivamente leer un periodico, medio de comunicación o ver las noticias ya no parece ser la forma en la que las nuevas generaciones eligen informarse. Muy común de la Generación Z y lxs Millennials, prefieren estar atentos de lo que pasa en su país, la sociedad y cibercultura a través de tintes de humor y maneras más fáciles de procesar la información.

Esto también demuestra la poca confianza que han desarrrollado por los medios tradicionales y cómo optan por indagar y crear opiniones por sus propios medios.