Niñofobia. Rechazo y violencia a las infancias

En las últimas décadas hemos estado transitando de una visión proteccionista de la infancia donde niñas y niños eran percibidos como inferiores, propiedad privada, sin voz ni voto, con caminos trazados por los adultos; hacia una mas liberacionista, donde se consideran ‘personas’ con voluntad e identidad propia, sujetxs de derechos y con futuros propios.

En medio de este cambio comienzan a señalarse comportamientos que no hacen eco a los cambios en la manera de ver lxs niñxs, todos esos discursos de odio hacia las infancias que están incrustados en nuestra sociedad y siguen incrementándose. Hoy existe un movimiento que exige respeto así como nuevas crianzas desde la empatía.

Unsplash

¿En qué consiste la niñofobia?

¿Alguna vez has ido a un restaurante, cine o lugar en general en el que no se admiten niñxs? en términos generales, eso es la niñofobia: la discriminación a infantes y la exclusión que se les ejerce de ciertos lugares públicos.

Pero, la niñofobia no solo se conforma de la restricción a ciertos recintos o lugares que no les ofrecen productos o servicios a adultos si van con sus hjxs, también lo es aquellos discursos de odio escudados en torno a la libre decisión de procrear o no que violentan a lxs más pequeñxs.

Unsplash

Esto lo podemos ver a través de prejuicios que refieren a las infancias como molestas, incómodas y hasta desagradables, emitiendo comentarios despectivos hacia ellxs como “odio a lxs niñxs” o “desearía que no existieran”, así como otros discursos violentos que la gente ha normalizado en conversaciones cotidianas.

Constantemente se pueden leer a usuarios en redes sociales a través de memes y comentarios, expresando “asco” hacia los niños y niñas, cosificándoles y minimizándoles como si fueran un objeto o producto que puede o no gustar.

No tenemos infancias liberadas, tenemos niñas y niños violentados

En México el 63% de las infancias sufre algún tipo de violencia y según UNICEF, 1 de cada 2 niñxs sufren agresiones psicológicas, datos que nos demuestran estamos muy lejos apropiar la visión Liberacionista de la infancia, por el contrario, se ejerce un rechazo constante desde el adultocentrismo.

Unsplash

Lxs niñxs merecen el mismo respeto y empatía que lxs demás. Cada quien tiene rechazo a decidir sobre tener o no hijxs, incluso tener un contacto limitado con las personas en esta etapa de vida, pero pero siempre refiriéndose a ellxs como de la misma manera que nos gustaría se refirieran a nosotros. Violentar e invisibilizar las infancias no puede seguir siendo una forma de socialización.

El camino hacia crianzas respetuosas es lento

Hoy es más necesario que nunca cuestionarse si nuestros discursos vulneran a las generaciones futuras y sobre todo reflexionar sobre nuevos modos de crianza que se basen en el respeto a la etapa de vida de lxs niñxs y no minimizarles por su edad.

Unsplash

Muchas parejas están migrando a una crianza respetuosa que busca libertad el máximo potencial del ser de niñas y niños. Promoviendo el respeto mutuo, la empatía, el razonamiento y el desarrollo de las pasiones personales. Sin embargo, estos solo sólo son unos cuantos, la mayoría continúa con prácticas de represión psicológica, física y limitando la libre realización de la personalidad.

Así como también es importante entender que las infancias son una parte fundamental en nuestra sociedad y que juegan un papel muy importante que debe ser tomado en cuenta. En nuestro reporte Urban Alpha buscamos entender cómo es la nueva generación de niñxs y sus familias, logrando un conocimiento profundo de las verdades que la definen y su coordenada en relación a las variables globales. Descárgalo aquí