Los movimientos que surgen a partir de la autoaceptaci´ón como el body positive, empiezan a ser cuestionados por una gran cantidad de usuarixs en internet que reflexionan sobre las “reglas” que se deben cumplir para amarse a unx mismx y como se ha vuelto casi inmoral no tener amor propio.

Exploramos los puntos de vista de estos cuestionamientos, hasta llegar a una propuesta no tan difícil de alcanzar: el body neutral y las nuevas visiones de la autovaloración sin caer en lo tóxico.

Pexels

La exigencia del amor propio

Los contenidos que predican el amor propio, generalmente invitan a hacerlo sin un trasfondo que cuestione a los sistemas hegemónicos y los estándares de belleza, como si existiera una fórmula o una serie de pasos a seguir para encontrar la autoaceptación.

Reconocer que el amor propio va más allá del “empoderamiento” y el “autocuidado” se ha convertido en uno de los principales objetivos de quienes rechazan las exigencias de estos movimientos.

Más allá de “la rutina de skincare” o de las afirmaciones positivas, se habla de lo necesario que es recordar que la auto concepción no se cambia mágicamente, hay un conjunto de sistemas detrás que influyen mucho en la manera en que las personas se observan y hasta frustran por no caber en los parámetros de belleza impuestos.

La presión de las redes sociales

Este cuestionamiento se hizo aún más fuerte cuando la popular serie “Euphoria” realizó una escena donde el personaje Kat, interpretado por la actriz Barbie Ferreira, comienza a tener una crisis existencial por la presión que siente de “amarse a si misma” y aceptarse como es.

Kat siente vergüenza y culpa de odiarse a sí misma porque “el mundo parecía haberse unido a un culto de amor propio” donde no se puede siquiera hablar de ello, la escena rapidamente se convierte en muchas influencers que empiezan a gritarle “ámate” y a hacerle presión con discursos de empoderamiento, que solo la llevan a hacer su crisis más grande de lo que ya es.

Desde que salió este capítulo, muchas personas en internet, sobre todo mujeres, comenzaron a sentirse identificadas con la escena y la presión que sienten al ver las redes sociales llenas de influencers que envían mensajes de aceptación, pero que al tener cuerpos hegemónicos, no se tienen que enfrentar a estos otros sistemas como el racismo, clasismo y gordofobia.

Body Neutral

Debido a esta reflexión, ha surgido un nuevo movimiento: el body neutral. Reconoce el amor propio como un proceso personal y colectivo, que no deja caer todo el peso y responsabilidad del amor propio en la persona. Toma en cuenta los contextos y sistemas a los que se está sujetx.

Este movimiento se considera como una invitación a aceptar tu cuerpo pero sin la necesidad imperativa de amarlo a toda costa. Observar, conocer e incluso identificar las partes que no son tan cómodas para la persona, sin tener que odiarlo o quererlo.

Unsplash

Aunque estos movimientos promueven ideas que pueden beneficiar a la sociedad, al volverse una norma, se convierte en otro estándar que debe cumplirse, en este caso, el del amor propio. Las nuevas generaciones intentan derrumbar estas ideas dañinas, pero sin convertirlas en algo tóxico que al final puede resultar contraproducente.